La Secretaria de las Culturas y Artes de Oaxaca con estudiantes del ITO

La Secretaria de las Culturas y Artes de Oaxaca con estudiantes del ITO

La maestra Ana Vásquez Colmenares, Secretaría de las Culturas y Artes de Oaxaca, se reunió con estudiantes lectores del Instituto Tecnológico de Oaxaca(ITO) el lunes 24 de abril de 2017 con motivo del día Internacional del libro, celebrado el domingo 23.

En punto de las 18:00 horas, en uno de los patios de la Biblioteca Pública Central “Margarita Maza de Juárez” (BPC), los 12 estudiantes y un profesor iniciaron la lectura del libro Universo: la historia más grande jamás contada, del científico chihuahuense Gerardo Herrera Corral quien encabeza el proyecto Alice del Gran Colisionador de Hadrones.

Un poco antes, el director de la BPC, Guillermo Rangel Rojas, había recibido a la maestra Vásquez Colmenares quien dirigió un mensaje a los alumnos del ITO, así como al público presente, sobre la importancia del libro, de la lectura y de la cultura en general. Ataviada con un traje regional, dijo desconocer el libro que se leería pero “por lo que ustedes me han contado, me ha llamado la atención, por lo que lo leeré”, remarcó. En seguida, la maestra se incorporó al público para escuchar a las chicas y chicos de Ingeniería en Sistemas Computacionales del ITO.

Entrando en materia, la primera lectora estableció que el libro es la historia de todas las cosas: las estrellas, la gravedad, los inmensos átomos, la luz, el tiempo, el omnipresente Higgs y la minuciosa variedad de la vida. Es, por supuesto, nuestra propia historia, una que empieza hace 13800 millones de años con un fugaz destello y termina con un espejo -la conciencia humana- en el cual el Universo se observa así mismo y se descubre como un misterio espectacular.

Luego los once estudiantes también compartieron sus lecturas. La extraña dualidad de la luz, la unificación de campos, la teoría de cuerdas, la aparición de la vida, la gran explosión, el Big Bang, la muerte de las estrellas y la diversidad creadora.

No obstante que es un libro de divulgación de la ciencia, Universo: la historia más grande jamás contada se torna dramática. La estudiante Guadalupe Alonso Martínez es elocuente:

“La cultura tiene sentido en relación a nosotros mismos, y es por eso una realidad inventada que desaparecerá cuando no estemos. Cuando el sol se apague, cuando las estrellas pierdan su brillo y la noche se extienda más allá de la alborada, no habrá más ecuaciones ni simetrías, el orden que encontramos se desvanecerá en el último aliento humano”.

“Por el momento, tenemos la gran fortuna de sentir al sol golpeando nuestros párpados y tendremos también el privilegio de la última mirada. La más completa, la más transparente, la que nos permite confirmar que somos parte de la historia más grande jamás contada”.

Por su parte, el maestro Ricardo Díaz Santos, concluye con un patético agradecimiento de Gerardo Herrera Corral. Agradece a su madre todo lo dado, pero, la vida de ella se acaba como la flama de una vela.

Al final, la maestra Ana Vásquez Colmenares, conjuntamente con los anfitriones Guillermo Rangel Rojas y María García Cruz, obsequiaron libros a los lectores visitantes.

El martes 25, se dio la misma lectura en Plaza Cívica del ITO, con motivo de los festejos del 49 aniversario. Y quizá, por estar en casa fue más emotiva. Una maestra enfrentó a un organizador de la lectura y le dijo que no se valía hacer llorar a la gente. Sin inmutarse, le devolvió: “¿es queja o reconocimiento?”.

Reconocimiento, por supuesto, a Gerardo Herrera Corral que, con el tiempo, seguramente le concedan el Premio Nobel no de literatura sino de Física.